SPECTAVI, reseñas críticas -teatro,literatura,plástica,cine,ocio-

Julieta Mariel Messer Contacto: julieta.messer@hotmail.com

Un almuerzo argentino

“No soporto a la gente que no toma en serio la comida”

Oscar Wilde

Por Julieta Messer

La clásica mesa de los domingos de una típica familia argentina puede convertirse en un campo de batalla gracias a la magia del teatro, específicamente del teatro que escribe y dirige Bernardo Cappa. El primer acierto es la precisión topográfica en la elección del escenario que recibirá a este particular clan: una de las intimistas salas del teatro “Hasta Trilce” será el marco ideal para el desarrollo de este drama familiar dotado de un humor agudo que aliviana los conflictos de la trama. Luego: el elenco de “Un almuerzo argentino” es de lujo, los actores y actrices se retro-alimentan con una energía contagiosa que hace llevadera una historia repleta de matices. Ya que detrás de fuentes de pasta que rebalsan y salsa de tomate esparcida por doquier, se esconden los dramas de dos familias, en el medio un compromiso, hacia el pasado la misma historia argentina. Y aquí está la sabia decisión de Cappa: se hace cargo de los nudos más complejos, las polémicas más áridas, el peronismo y sus detractores. El espectador de “Un almuerzo argentino” es felizmente sumergido en una puesta en escena sin fisuras desde el momento que disfruta de esta inmensa obra con una empanada de carne y una copa de vino en mano. Allí empieza la magia.

Cappa logra este disfrute del espectador que se mimetiza y se reconoce al instante cuando oye las discusiones de una familia siempre al límite, fervorosa por dar a conocer sus opiniones políticas. “Un almuerzo argentino” caricaturiza al extremo a sus personajes para dar cuenta de muchos tópicos: las diferencias de clase, la ideología, las tradiciones familiares, la sexualidad, la libertad de expresión, la tiranía de las costumbres, la mirada de los otros, lo extranjero como elemento extraño, etc.- Son infinitos los temas a los que alude la obra en cada pasaje, lo llamativo es que todo fluye tan naturalmente que la liminalidad entre teatro y vida, entre arte y vida parece borrosa en esta excelente pieza teatral. El distanciamiento en el tiempo opera como metáfora para que el propio público reflexione y se de cuenta que la famosa “Grieta” no es algo novedoso. La ambientación epocal de los años ´50 no podía ser mejor: un vestuario perfectamente seleccionado a cargo de Maricel Aguirre junto con la escenografía que naturalmente se adapta al acontecimiento culinario dominical son los detalles que terminan de darle forma a “Un almuerzo argentino”.

En síntesis: una de las mejores obras para ver en la cartelera del off porteño. Un trabajo que muestra lo mejor de nuestro teatro argentino, que se anima a poner sobre la mesa (valga la redundancia) los períodos políticos más complejos y polémicos. Y que, sin develarles demasiado la trama, nos cuenta tristemente la decadencia de un modelo económico: los dueños de un negocio pueden pasar a ser empleados de un día para otro y estar felices por ello. Como si “el mal menor” fuese una solución, por lo menos a corto plazo. Curioso paralelismo que logra Cappa entre la comida y el discurso: como si los personajes necesitasen en un punto digerir todos los sucesos que van desarrollándose en la trama.

Más allá del hecho mismo disfrutable del teatro es importante señalar lo valiosas que son este tipo de piezas que nos hacen reflexionar acerca de la importancia de la ideología, que nos hacen pensar acerca de lo propio y de lo extranjero. También hay una interesante reflexión sobre el idioma español y el anglosajón como elemento disruptivo que viene a desestabilizar la mesa familiar. El personaje que sabe inglés pertenece claramente a otra clase social, a otra esfera económica y se cansa de hacérselo saber al resto de la familia. Nada es inocente en “Un almuerzo argentino”, todo funciona como un artefacto teatral muy potente que va sembrando preguntas a lo largo de toda la obra, algunas sin respuesta. Todo siempre con un humor que comienza en el texto, pero que se materializa gracias a un elenco de actores y actrices sublime.

Ficha técnico artística
Dramaturgia:
Bernardo Cappa
Actúan: Trinidad Asensio, Juan Manuel Charadia, Gabriela Dey, Amilcar Ferrero, Pablo Fetis, Nicole Kaplan, Federico Lozano, Melisa Omill, Guillermo Osuna, Horacio Pucheta, Lucila Rosende.
Vestuario: Maricel Aguirre
Asistencia de dirección: Maia Lancioni
Dirección: Bernardo Cappa
Clasificaciones: Teatro, Adultos
TEATRO HASTA TRILCE
Maza 177
Capital Federal – Buenos Aires – Argentina
Teléfonos: 4862-1758
Web: http://www.hastatrilce.com.ar
Entrada: $ 250,00 – Domingo – 13:00 hs – Hasta el 31/05/2019

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 6 mayo, 2019 por en teatro y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: