SPECTAVI, reseñas críticas -teatro,literatura,plástica,cine-

Julieta Mariel Messer Contacto: julieta.messer@hotmail.com

Terrenal -Pequeño misterio ácrata-

Por Laura Cozza

Dos hermanos viviendo en el terreno heredado de su padre: “el Tatita” (Rafael Bruza) dividido por la exactitud de una herencia o al menos es lo que sabemos al momento de comenzar la obra. “Caín” (Claudio Martinez Bel), dedicado al desarrollo de la agricultura, cuya única motivación será la explotación de los recursos naturales que la tierra le da, como una ofrenda divina cultiva morrones, pero con la exigencia de la perfección. El otro hermano, “Abel” (Claudio Da Passano), tendrá una filosofía de vida que difiere mucho de la de su hermano primogénito. Abel no trabaja la agricultura, sino que se dedica a la crianza de los escarabajos toritos. La magia que encuentra en estos seres será su corta vida y cómo sin que ellos lo sepan dedican ésta al trabajo de buscar alimento y reproducirse más allá de su finita existencia. Abel destaca la belleza y perfección de sus formas, sus picos que les dan el aspecto de pequeños rinocerontes, y lo más extraordinario es que con sus diminutos cuerpos logran cargar una cantidad de peso muchas veces superior de lo que ellos mismos tienen. En su versión de larvas, Abel las vende en el puerto cercano a su terreno para la pesca, descansando durante la semana y trabajando sólo los fines de semana, rompiendo así la tradición de las sagradas escrituras, donde se castiga a quienes no descansan en el séptimo día. El hermano menor no teme un castigo divino, sabe que no comete pecado alguno por apreciar las bellezas del universo y vivir en armonía. Abel, busca su satisfacción, sin priorizar la explotación, la codicia o la envidia como los demás seres humanos. Su hermano Caín en cambio busca destacarse, busca la perfección a cualquier precio, sin darse cuenta que es esa misma búsqueda la que lo aleja cada vez más de Dios.

La obra reúne la temática bíblica, recreando el mito de los hermanos Caín y Abel, pero con un giro de brillante originalidad otorgado por una mirada bufonesca, esto hace que las partes más duras sean matizadas por ese mundo “clown”, que nos hará dibujar en nuestros rostros desde risas hasta lágrimas. Mauricio Kartun autor y director de la obra, uno de los mejores dramaturgos contemporáneos del país, de forma exitosa suma representaciones gauchescas, haciéndonos rememorar los mitos de las pulperías campesinas, utilizando un humor inocente y pícaro, pero a la vez profundo. Una obra que reúne miles de representaciones y cosmovisiones en una, Kartun nos dará libertad como espectadores: nosotros seremos los que decidiremos según nuestro propio interés el significado de los diálogos y escenas, seremos los propios jueces.

La pieza teatral podrá ser mirada e interpretada ya sea de forma filosófica, política, económica, religiosa, gauchesca, etc. Todas estas miradas concluyen en el mismo significante: la ética y la moral, que va más allá de lo material, más allá del castigo divino. Existe una ética deontológica en las líneas de este relato, Immanuel Kant sobrevolaba en mi mente mientras la obra sucedía en escena, pero según nuestra formación y gustos podremos ver conversar desde filósofos clásicos, políticos o hasta los consejos de nuestros propios padres. Conceptos como la ley moral, que es por ejemplo según Kant el “imperativo categórico”, que actúa sobre todas las personas sin importar sus intereses o deseos, no es Dios quien nos mira y prohíbe, sino nuestra conciencia, nuestras acciones, nuestra moral es a priori a la ley jurídica y divina, esta es la ley perfecta del cosmos.  Tendremos libre albedrío, pero pagaremos las consecuencias de cómo resolvamos vivir. Por eso Abel nos lleva a repensar en lo milagroso que son los seres en general, más allá de su aspecto externo, nos hace reflexionar sobre la finitud de la existencia y que eso mismo hace más maravilloso el desafío de vivir.

Mauricio Kartun pone en escena dimensiones que exceden lo interpretativo, exceden lo discursivo, exceden lo teatral, Kartun nos da una obra de vida, que lo abarca todo, utilizando recursos de la sátira, la parodia y lo burlesco, pero sin descuidar lo ético. Podemos repensar el sentido de la humanidad, el sentido del límite, del pecado y sobre todo del castigo.

Como piezas que van encajando y formando una imagen totalmente lograda, una totalidad producto de la conjunción de actores profesionales, iluminaciones precisas, sonidos oportunos, líneas brillantes, una escenografía sobria pero estéticamente justa. “Terrenal” será para siempre una obra maestra, un clásico del teatro argentino.  En sus líneas razonamos miles de ideas que concluyen en la única pregunta existencial: Si Dios existe, ¿qué es lo que espera de nosotros?, puede que la respuesta sea que no espera nada. La moraleja será que la tierra nos da todo lo necesario, nosotros somos los que creamos sistemas métricos y de control para adueñarnos de ese todo, competimos y nos aniquilamos sin sentido alguno, no somos dueños de nada, más que de nuestra propia existencia finita.

“Terrenal” nos deja miles de ideas sobrevolando en nuestra mente para seguir indagando, nos deja la “reflexión” continua y nos demuestra que cuando todas las piezas encajan entonces estamos en presencia de algo mágico, estamos en presencia del ARTE más cercano a la perfección. Pero a veces las palabras no son suficientes para expresar tanto, entonces es el cuerpo el que tiene que estar presente ante la obra para darle sentido. Terrenal es una obra para ver, interpretar, ponerle el cuerpo y la mente. Es una obra viva, que ninguna reseña escrita podrá expresar en su magnitud.

Ficha técnica

Autoría: Mauricio Kartun

Actúan: Rafael Bruza, Claudio Da Passano, Claudio Martinez Bel

Vestuario: Gabriela A. Fernández

Escenografía: Gabriela A. Fernández

Iluminación: Leandra Rodríguez

Diseño sonoro: Eliana Liuni

Fotografía: Malena Figó

Asistencia de escenografía: Maria Laura Voskian

Asistencia de dirección: Alan Darling

Prensa: Daniel Franco,Paula Simkin

Dirección: Mauricio Kartun

Duración: 90 minutos

TEATRO DEL PUEBLO
Av Roque Sáenz Peña 943
Teléfonos: 4326-3606
Web: 
http://www.teatrodelpueblo.org.ar
Entrada: $ 320,00 – Domingo y Jueves – 20:00 hs – Hasta el 28/10/2018 y Del 22/11/2018 al 02/12/2018
Entrada: $ 250,00 – Jueves – 20:00 hs – Hasta el 28/10/2018 y Del 22/11/2018 al 02/12/2018
Entrada: $ 320,00 – Viernes y Sábado – 21:00 hs – Hasta el 28/10/2018 y Del 22/11/2018 al 02/12/2018

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 3 diciembre, 2018 por en teatro y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: