SPECTAVI, reseñas críticas -teatro,literatura,plástica,cine,ocio-

Julieta Mariel Messer Contacto: julieta.messer@hotmail.com

Mujeres en red

Por Jesica Guarrina.

Un verdadero espectáculo de danza contemporánea y teatro. Destacables presentaciones de todos los bailarines. Perfectamente armonizados, resultaría dificil escoger solo a uno de ellos. Ninguno acapara la atención por sobre otro; nadie tironea y desequilibra la escena; todos se amalgaman y se combinan fantásticamente. Por un lado, la ejecución de los bailarines resulta muy prolija, clara, y hermosa. Cada número resulta un cuadro para contemplar, bellísimo en sí mismo. Por otro lado, los trajes utilizados –las mujeres en los tonos del rojo, bordó, bermellón y borravinos, y los hombres de negro- terminan por formar una composición estética de contraste. Mientras unos bailan, los otros permanecen en el fondo del escenario, atentos y expectantes a los mínimos detalles, terminando por enmarcar la totalidad de la escena y otorgar ese aire teatral esperado. Conforman una especie de cuadro plástico en movimiento. Cada uno de los intérpretes –músicos y bailarines- respeta su función, sin interferir, sin provocar inconveniente. Se ayudan y equilibran mutuamente: es notorio que cada movimiento haya sido pensado absolutamente bajo la noción de armonía de conjunto. Andrea Chinetti, de indudable trayectoria, una de las directoras de Arte XXI, Escuela de Danza Contemporánea, ha logrado un maravilloso trabajo. Consiguió reunir la dulce voz de Ruth de Vicenzo, la jovialidad de siete brillantes bailarines y músicos en vivo. No faltaron los tangos ni las sonatas italianas, aunados a la danza contemporánea, la cual combinó variedad de movimientos, entre ellos, algo del flamenco y también, de la danza clásica. Cantando en castellano o en italiano, de Vicenzo logró conmoverme profundamente. Al inicio del espectáculo, comenzó su presentación entonando un poco alejada respecto del espacio del espectador. Al momento que se acerca, logra estremecerme. Supongo que muchos hemos experimentado sensaciones similares ese día.

Mujeres en red resulta ser un espectáculo de danza, canto y música para no olvidar fácilmente. No importa tanto el posible contenido de la narración, pues esta ofrece rienda suelta a la imaginación del espectador. Puede tratar del amor y el desamor, de encuentros o desencuentros, o simplemente, de manera genérica, de los vínculos humanos. Sino que, aquello que más impacta es la estética lograda tanto en cada acto de danza y música, como en la obra en su conjunto. En ese punto, encuentro lo fundamental de la historia narrada. Las mujeres brillan por su sensualidad, sus movimientos delicados y agresivos al mismo tiempo. Los hombres, destacan por su calidad técnica, carisma y expresividad. Juntos, supieron complementarse y producir bailes de múltiples estilos: danzando individualmente, en duplas o en tríos, construyeron climas diversos y cautivantes. A la continua expresividad y sensibilidad transmitidas al espectador, debemos sumarle la plasticidad de los cuerpos, la dimensión teatral evocada en cada escena y la estética del espectáculo entero. De ningún modo se trata de simples números de danza que se suceden uno detrás del otro a la manera tradicional; por el contrario, apreciamos una obra en tanto constitución plástica continua aplicada a la esencia del acto teatral: aplicada al aquí y ahora, a la magia de la instantaneidad, a la acción espontánea, pero planificada; volcada al servicio de la lógica del acontecimiento. Siempre suscitando emoción, la acción teatral, la danza y el canto impresionan, se desvanecen y vuelven a surgir en otra acción. Del lado del espectador, efectivamente apreciamos el efecto de esa acción única, compuesta de varios actos, organizada y montada en forma de espiral in crescendo. La emotividad e intensidad aumentan con el transcurso de la obra, hasta la llegada del gran e indiscutible momento final: una interpretación con autoridad de la dupla Flor Alonso y Melenik Cambiaso, anterior al cuadro grupal. Luego, el evocado sentimiento de lo bello, permanece.

 

Ficha técnica 

Idea y Dirección: Andrea Chinetti

Bailarines: Flor Alonso, Menelik Cambiaso, Paz Corinaldesi, Nicolás Iturbide, Manuela Suárez Poch, Sol Lemonni, Pablo Bidegain.

Música: Lucilla Galleazi, Pulice-Vicenzo/cuarteto

Músicos: Angel Pulice, Ruth de Vicenzo, Juan Ignacio Peralta, Emiliano Faryna.

Iluminación: Alberto Lemme

Asistente de Vestuario: Sara Peña

Asistente Técnico y de Producción: Guido Zanuttini.

Prensa: Octavia Comunicación

Diseño Gráfico: Maria Chinnici

Fotos: Carlos Furman 

 

El Portón de Sánchez; Sánchez de Bustamante 1034, CABA.

Viernes de septiembre 21 hs.

Entradas: $200-. / Desc. jubilados y estudiantes: $150-.

Reservas: 4863-2848 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 10 septiembre, 2017 por en teatro.
A %d blogueros les gusta esto: