SPECTAVI, reseñas críticas -teatro,literatura,plástica,cine-

Julieta Mariel Messer Contacto: julieta.messer@hotmail.com

Tebas Land

Por Julieta Messer*

Los vestigios de “Edipo Rey”, la gran tragedia que Sófocles escribió en la Antigua Grecia, se ven injertados en una cancha de básquetbol de una prisión oscura e inquietante en algún lugar de la Provincia de Buenos Aires. La metateatralidad y el parricidio emergen al mismo tiempo que desborda la energía de un dramaturgo preocupado por llevar a escena los detalles de un crimen. En “Tebas Land” la pieza teatral de Sergio Blanco con dirección de Corina Fiorillo (que puede verse a partir de este viernes en el Teatro Timbre 4) la conjunción de una serie de recursos permite explorar los rincones más interesantes de una teatralidad en su máxima expresión. El planteo de Blanco gira en torno a la figura de un parricida llamado “Martín Santos” (interpretado de forma brillante por Gerardo Otero) y un dramaturgo (un excelente Lautaro Perotti) que desea poner en escena fragmentos de su vida haciendo hincapié en el momento del asesinato de su padre de forma salvaje con un utensilio de cocina. La idea de reconstrucción de los hechos va a imperar en “Tebas Land”, tal vez sea más importante cómo se dicen las cosas, la forma, que lo que se dice en escena. Esta importancia del proceso y no tanto del resultado permite que la obra tome variados matices, allí la comedia se diferencia de la tragedia hasta que se fusiona provocando una serie de interpretaciones con una carga teatral muy fuerte.

La idea metateatral, la idea de revelar el artificio del artefacto del teatro está presente per se en esta puesta en escena. Es interesante la fusión de un realismo casi costumbrista con elementos mucho más poéticos que se alejan bastante de lo cotidiano. Sin duda lo mejor de la obra son los encuentros entre estos dos personajes, signados claramente por la soledad. Una soledad que hace accionar, para bien y para mal. Corina Fiorillo ha logrado tratar un tema denso y complejo que muta a lo largo de la estructura dramática llevando al espectador a sentir con potencia dos actuaciones reveladoras. Otro acierto de la obra tiene que ver con la descripción minuciosa del asesinato, perpetrado con un tenedor. “Martín Santos” expone sus razones por las que asesinó a su padre, esa narración en dónde el status de clase se ve claramente enfatizado forma parte de los estereotipos que la obra trabaja sin miedo a caer en lugares comunes: el dramaturgo cool que quiere montar una obra en el Teatro San Martín y el preso aislado que nunca leyó un libro convergen en esta dramaturgia densa en contenidos.

“Tebas Land” es una de las visitas obligadas para los amantes del teatro alternativo, la originalidad de la pieza consiste en saber tratar con humor lo más terrible, poner en palabras y poner el cuerpo al asesinato, nombrarlo con todas las letras. Pero tal vez al escuchar las razones del victimario no podremos evitar sentir cierta ternura y es allí dónde el teatro emerge como arte. Arte de la mentira y a la vez de la verdad. La autorreferencialidad como tópico resulta algo de lo más valioso y se da en una superposición de planos que hacen de “Tebas Land” una pieza valiosa dentro del teatro actual.

Tebas Land se acerca a la estética que Bertolt Brecht supo forjar, proponiendo desnudar el hecho teatral, remarcar su artificialidad y así hacer girar un engranaje político y ético que de cuenta de los problemas de la sociedad. La problemática representación/presentación se refleja a lo largo de toda la obra con mucho humor: a “Martín Santos” le parece muy trucho que alguien que no sea él actúe de él mismo. Las diferentes explicaciones del dramaturgo no le bastarán para poder comprender cabalmente qué es el teatro, cuáles son sus límites y sus mentiras. Comedia dramática de vínculos, Tebas Land explora los costados más oscuros del alma humana apoyándose en dos actores consolidados que enriquecen una pieza teatral única e interesante.

*Julieta Messer

Licenciatura en Artes, UBA

Ficha técnico artística

Texto: Sergio Blanco
Actúan: Gerardo Otero, Lautaro Perotti
Escenografía: Gonzalo Cordoba Estevez
Iluminación: Ricardo Sica
Fotografía: Fabián Pol
Diseño gráfico: El Fantasma De Heredia
Asistencia de dirección: María García De Oteyza
Prensa: Marisol Cambre
Producción: Maxime Seugé, Jonathan Zak
Coach De Movimiento: Vivi Lasparra
Dirección: Corina Fiorillo

Duración: 100 minutos
TIMBRE 4
México 3554
Capital Federal – Buenos Aires – Argentina
Teléfonos: 4932-4395
Web: http://www.timbre4.com
Entrada: $ 280,00 – Viernes – 20:00 hs – Del 04/08/2017 al 17/11/2017
Entrada: $ 280,00 – Sábado – 23:00 hs – Del 05/08/2017 al 26/08/2017
Entrada: $ 280,00 – Jueves – 20:30 hs – Del 07/09/2017 al 21/09/2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 1 agosto, 2017 por en teatro y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: