SPECTAVI, reseñas críticas -teatro,literatura,plástica,cine-

Julieta Mariel Messer Contacto: julieta.messer@hotmail.com

La tempestad

Por Julieta Messer*

“Tan imposible es avivar la lumbre con nieve, como apagar el fuego del amor con palabras”
William Shakespeare

En su libro “Por qué leer a los clásicos” el escritor italiano Italo Calvino intenta definir qué es un clásico y por qué debe importarnos. Un clásico como algo que siempre uno está releyendo es una de las tesis a las que llega Calvino en este magnífico ensayo. En el caso de William Shakespeare, una de las mayores figuras indiscutidas de la dramaturgia inglesa, es sorprendente la actualidad y frescura de sus obras de teatro. Lo humano en Shakespeare es una constante que se repite ad infinitum en cada pieza del autor. Los sentimientos universales están siempre a la orden del día a través de un entramado clásico que parece inagotable.
Por eso la audaz tarea de llevar una vez más sus textos dramáticos a la puesta en escena contemporánea es algo por demás valorable. El director Alfredo Martín conocido por teatralizar muchos textos literarios de grandes autores como Franz Kafka, Florencio Sánchez o Fernando Pessoa entre otros logra en su versión de “La tempestad” resaltar la esencia shakespeariana en todo su esplendor.

La fábula es simple: “Próspero”, el duque de Milán ha sido forzosamente exiliado a una isla. Dejando naufragar a sus enemigos promete vengarse con ayuda de su esclavo fiel “Ariel” quien se encargará de llevar adelante sus planes. A su vez “Miranda” la hija de “Próspero” que aún no conoce el mundo se enamora perdidamente de “Fernando” quien es el hijo del enemigo de su padre: “Alonso” poniendo en jaque los planes del atormentado “Próspero”. El trío formado por el gracioso bufón “Trínculo”, el borracho “Stéfano” y el poco humano “Calibán” (todos esclavos de Próspero) será uno de los puntos más cómicos de la obra. Ellos intentan matar a su amo pero la torpeza entrará en juego y las cosas se complicarán. Las claves de comedia, los enredos y los mundos fantásticos son una constante en la dramaturgia isabelina, es por eso que la puesta rescata esa magia que poseen este tipo de textos. Un elenco potente formado por Julian Belleggia, Marcelo Bucossi, Ariel Delgado, Nicolás Fabbro, Mariano Falcón, Daniel Goglino, Brenda Margaretic, Pablo Mariuzzi, Gabriel Nicola, Nicolás Olmos, Margaret Planes, Gustavo Reverdito, Marcelo Rodriguez, Bianca Vilouta Rando e Ivan Vitale y además música en vivo a cargo de Margarita Rodríguez Planes completan la propuesta que puede verse todos los viernes por la noche en el teatro Andamio 90 en pleno centro porteño.

Calvino aclara que un clásico pareciera ser aquel libro que nunca termina de decir todo lo que tiene que decir, de ahí que sea infinito, que su potencial esté siempre activo y en permanente desarrollo. Esto se percibe en un texto tan emotivo y clásico como “La tempestad” en donde el amor le gana al odio por más cursi que pueda sonar. Sin duda la interpretación brillante de Marcelo Bucossi en el papel de “Próspero” es una de los aciertos de la puesta: cada palabra está dicha en el momento justo con un cuerpo que acompaña ese extraño personaje del duque de Milán imbuido en diferentes sentimientos, antagónicos y dialécticos. Todo el elenco de forma igual está a la altura de una estructura dramática de semejante magnitud dando a ver la potencia del teatro independiente quien no necesita de grandes artificios para montar un drama isabelino sólido e inquietante. Así como Calvino en su Italia reflexiona acerca de los clásicos, nuestro escritor Jorge Luis Borges también ha volcado esta preocupación en su corpus literario: en un ensayo dentro del libro “Otras inquisiciones” llamado “Sobre los clásicos” el escritor habla del clásico como aquel libro que se elige leer una y otra vez a través de las generaciones con cierto misterio y lealtad. Creemos que Shakespeare en su totalidad es aquel dramaturgo que goza de cierta perennidad sin ocaso, que es impermeable al paso del tiempo. Y en el caso de “La tempestad” la puesta en escena de Alfredo Martín logra transmitir esa magia indecible que esconden las palabras de una fábula que hipnotiza independientemente de tiempo y lugar.

*Julieta Messer
Licenciatura en Artes
UBA

Ficha técnico artística

Autoría: William Shakespeare
Versión:Alfredo Martín
Intérpretes: Julian Belleggia, Marcelo Bucossi, Ariel Delgado, Nicolás Fabbro, Mariano Falcón, Daniel Goglino, Brenda Margaretic, Pablo Mariuzzi, Gabriel Nicola, Nicolás Olmos, Margaret Planes, Gustavo Reverdito, Marcelo Rodriguez, Bianca Vilouta Rando, Ivan Vitale
Músicos: Margarita Rodríguez Planes
Vestuario: Aníbal Duarte
Objetos: Ana Revello, Gustavo Reverdito
Maquillaje: Ariel Nesterczuk
Diseño de escenografía: Héctor Calmet
Diseño de luces: Héctor Calmet
Realización escenográfica: Fernando Díaz, Analía Schiavino, Darío Tarasewicz
Música original: Gustavo Twardy
Fotografía: Gabriel Oscar perez
Diseño de imagen: Ignacio Verguilla
Entrenamiento corporal: Armando Schettini
Asistencia de dirección: Cecilia Nicolich, Analia Sirica
Prensa: Silvina Pizarro
Puesta en escena: Alfredo Martín
Dirección: Alfredo Martín

ANDAMIO ´90
Paraná 660
Capital Federal – Buenos Aires – Argentina
Reservas: 4373-5670
Web: http://www.andamio90.org
Entrada: $ 200,00 / $ 150,00 – Viernes – 20:30 hs – Hasta el 09/06/2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 16 mayo, 2017 por en teatro y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: