SPECTAVI, reseñas críticas -teatro,literatura,plástica,cine-

Julieta Mariel Messer Contacto: julieta.messer@hotmail.com

Franciscus una razón para vivir

Por Julieta Messer*

La figura de Giovanni di Pietro Bernardone (San Francisco de Asís) se caracterizó por el despojo de los bienes materiales, la vida austera y simple lejos de los grandes lujos y placeres. Una puesta en escena que intenta reconstruir su vida con un exorbitante abanico de recursos puede resultar contradictoria en relación con la historia a representar que da la posibilidad de explorar diferentes matices y profundidades. El rito de pasaje desde una hagiografía a la obra teatral es per se una operación compleja y riesgosa. La propuesta de “Franciscus, una razón para vivir”, un musical bastante teatral, resulta algo superficial y lineal en comparacion al material religioso a explorar, un oxímoron en relación a los valores que el Santo pregonó.

En esta puesta en escena a pesar de las buenas intenciones, algunas destacables actuaciones y coreografías corales bien ejecutadas, el conjunto de la estructura dramática posee algunas fallas que no logran transmitir emoción al espectador apoltronado en las butacas. La pieza posee un montaje paralelo que consta de dos tiempos: el pasado en donde se narra con toda una serie de recursos estrambóticos innecesarios la vida del Santo (pasando por momentos cumbres como su Canonización por ejemplo, con chistes incluidos haciendo referencia a frases del Papa Francisco) y un presente en donde a través de un costumbrismo televisivo de novela local un niño con el mismo nombre del Santo lucha por su vida. Allí está su familia al pie de su cama en el Hospital: la madre, la abuela y el padre que llega de urgencia de Brasil por el estado de gravedad del pequeño. Esta doble escenificación (con recado didáctico a la vista ya que la madre interpretada por Leticia Brédice recibe un libro con la biografía del Santo que lee de principio a fin) genera cierto extrañamiento en el desarrollo de la trama, funcionando tal vez como simple separador entre las diferentes unidades de acción que corresponden a la historia real del Santo Italiano.

Del otro lado de la mise en scene en aquella narración medieval resalta entre tanto alboroto la voz de la siempre impecable Florencia Otero en el papel de Santa Clara de Asís que es tal vez una de las actrices más profesionales del elenco, no necesita vestuarios ampulosos ni escenografías que caigan del techo para encarnar de forma potente a su personaje. Federico Salles en su papel protagónico encarnando a San Francisco de Asís también da lo mejor de sí mismo a pesar de las confusas líneas dramáticas sobrecargadas de elementos externos que la estructura teatral pondera. Es que el teatro en primera instancia es emoción, un artista es un “atleta del corazón” ha dicho con justeza Antonin Artaud. Y ese atletismo lo puede practicar en un escenario absolutamente desnudo de cualquier elemento externo.

Tal vez el público que ha seguido a Flavio Mendoza en sus anteriores espectáculos no-teatrales disfrute de éste, de su despliegue, destreza y brillos. Su sello es la mega-producción, el exceso escenográfico, la artificialidad y el maquillaje como buen discípulo circense.  “Franciscus…” apunta claramente a un target relacionado con los mass media, lo que Theodor Adorno llamó en su corpus teórico “Industria cultural” se ve reflejado aqui bastante, un producto forjado especialmente en un contexto capitalista. El espectador de teatro experimentado encontrará una tendencia a la forma por encima del contenido que le resultará poco atractiva. Pero de teatro hay mucho y para todos los gustos.

*Julieta Messer
Licenciatura en Artes
UBA..

Ficha técnico artística:

Concepción y guión: Alejandro Roemmers.

Actúan: Fabio Aste, Leticia Brédice, Ana María Picchio, Florencia Otero, Federico Salles y elenco.

estuario: Manuel González

Escenografía: Estudio QVP

Maquillaje: Juan Manuel Pont Ledesma

Música original y dirección musical: Federico Vilas

Prensa: Walter Duche, EsseDesarrollos, Alejandro Zárate

Produccion técnica y dirección técnica: Ariel del Mastro

Producción general: Flavio Mendoza

Coreografía: Facundo Mazzei, Flavio Mendoza

Dirección vocal: Katie Viqueira

Dirección artística: Norma Aleandro

Dirección artística residente: Oscar Ferrigno

Co-dirección: Maxi Vecco

Dirección general: Flavio Mendoza

TEATRO BROADWAY- A CORRIENTES 1155

HASTA DOMINGO 27/11/16- 20HS.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 27 noviembre, 2016 por en teatro y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: