SPECTAVI, reseñas críticas -teatro,literatura,plástica,cine-

Julieta Mariel Messer Contacto: julieta.messer@hotmail.com

La Señora Macbeth

badfa585-4fc4-45e5-9c54-c86b4f45eead

Por Jesica Guarrina.

Ante un texto dramático exigente, portador de una potencia e intensidad increíbles –como lo es esta resignificación de un clásico shakespeareano, Macbeth, esta vez tomado desde el punto de vista de su esposa, Lady Macbeth, y protagonizado unicamente por personajes femeninos- no se puede esperar otra cosa que una dirección, una puesta en escena y un trabajo actoral a la altura. De otro modo, resultaría complicado conseguir develar todos los vericuetos, los usos especiales del lenguaje, los posibles sentidos absurdos e irónicos que se esconden tras los sintagmas y metáforas en la dramaturgia de Griselda Gambaro. Por suerte, esta gran pieza teatral no solo cumple con las expectativas mencionadas, sino que deja entrever una gran labor actoral interpretativa por parte de las actrices y un enorme trabajo en la dirección, por parte de la reconocida Mónica Viñao.

Viñao, quien pertenece al Comité Ejecutivo del Simposio Internacional de Profesores del Método Suzuki de Actuación, creado por el filósofo, escritor y profesor de teatro japonés Tadashi Suzuki define, en entrevistas difundidas años anteriores en diversos medios gráficos del país, dicho método como una integración entre trabajo físico y trabajo vocal, procurando que el actor esté en contacto con todo su cuerpo y en todo momento dentro del escenario, de manera de alcanzar su máxima expresividad. A partir de la apropiación del propio instrumento, voz y cuerpo, se busca que el actor llegue a una sensibilidad física extrema y destaque su presencia en escena, aún sin participar del diálogo protagónico o formando parte de éste mediante un rol subsidiario o de apoyo. En el caso de esta versión de La Señora Macbeth, una verdadera tragedia de intrigas y asesinatos entre familias reales, vaticinados por tres brujas a la señora del futuro rey, es notorio el gran trabajo logrado con el cuerpo y el posicionamiento de la voz de las cuatro protagonistas. Un ejemplo claro del uso adecuado de la voz merece la pena ser mencionado: en las didascalias del texto, se orienta a que el personaje de la Señora Macbeth llame a su marido con “su graznido animal”. La actriz, Daniela Rizzo, logra realmente graznar como un animal, cada vez que sale e ingresa a escena interpelando al rey. De todas formas, resultaría imposible destacar una actriz por sobre la otra: todas ellas relucen, se armonizan, se amalgaman perfectamente bien. Ninguna intenta sobrepasar, sobresalirse; simplemente se conjugan y posibilitan que la otra resalte y adquiera valor propio en escena. Un verdadero trabajo colectivo en acto: Rizzo (la señora Macbeth), Rubinsztein, Cardella y González Ajón (las tres brujas) se combinan de manera promisoria, adquieren personalidad individual a la vez que identidad colectiva. El texto dramático abandona su status de letra escrita y adquiere visibilidad corporal real y espectacular de la mano de estas actuaciones.

Bourdieu enfatiza a lo largo de toda su obra el concepto de estado de cuerpo, entendido éste como una creencia práctica, una creencia en actos, como disposiciones incorporadas de maneras perdurables de ser, de hablar, de sentir, de pensar, inculcadas desde aprendizajes primarios y a lo largo de la vida social, y no meramente como una adhesión decisoria a tales doctrinas o conjuntos de prácticas. Algo del método Suzuki me hizo reflexionar sobre esta idea del cuerpo: al igual que nuestras actrices, que objetivan corporal y vocalmente y así, dan vida estable durante la pieza teatral, a un personaje; nosotros en la vida práctica social cotidiana también iniciamos un proceso de reactivación y reproducción práctica de divisiones e identidades sociales ligadas a tomas de posición determinadas del espacio social y esquemas clasificadores objetivados. El autor, preocupado por cuestiones artísticas y estéticas, a pesar de que no se ocupe de diseñar específicamente una teoría teatral, si bien utiliza vocablos ligados a este campo como “juego”, “escena”, “espacio”, “actuar”, “representar”, nos lo explica muy bien: “ (…) El cuerpo cree en aquello a lo que juega: llora si imita la tristeza. No representa aquello a lo que juega, no memoriza el pasado, actúa el pasado, anulado así en cuanto tal, lo revive. Lo que se ha aprendido con el cuerpo no es algo que uno tiene (…), sino algo que uno es”[1]. En definitiva, aquello que que ha sido incorporado, hecho cuerpo, se es. Nos construye como sujetos y colectivos humanos; no se promueve como algo ajeno, algo susceptible de poseerse o abandonarse. La lección de las actrices es esclarecedora en este sentido: vestidas en tonos negros y grises, han logrado definirse corporalmente arriba del escenario, han introyectado letra y se han convertido en letra viva actualizada en el espacio escénico. La simple escenografía está compuesta unicamente por un trono minimalista asignado a la Señora Macbeth, que se recorta iluminado por sobre el entorno oscuro. El trono es también criterio definitorio del espacio escénico, lugar de congregación de las tres brujas, espacio de conjuros, personificaciones de pronósticos y de las diferentes acciones de los personajes. Lo demás, todo lo demás, es cuerpo.

 

[1] BOURDIEU, Pierre [1980]; El Sentido Práctico; Siglo XXI editores; Buenos Aires; 2007; pág 118.

 

Funciones: sábados 21 hs. Hasta el 3 de Diciembre.

Teatro Border, Godoy Cruz 1838, CABA.   

Reservas: 5236 6183

Valor de la entrada: $230.

 

 Ficha Técnica

Damatrugia: Griselda Gambaro.

Elenco: Vanessa Cardella, Paula Rubinsztein, Daniela Rizzo, Yamila González Ajón

Iluminación: Miguel Solowej

Vestuario: Nicolas Nanni

Realización del trono: Victor Salvatore

Diseño Gráfico: Los imaginistas

Producción  Ejecutiva: Pablo Silva- Daniela Rizzo

Prensa: Octavia Comunicación.

Asistente de dirección: Jorge Rod

Dirección artística y general: Mónica Viñao

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 20 noviembre, 2016 por en teatro.
A %d blogueros les gusta esto: