SPECTAVI, reseñas críticas -teatro,literatura,plástica,cine-

Julieta Mariel Messer Contacto: julieta.messer@hotmail.com

Beckett y el mundo de las abejas

image002

Por Jesica Guarrina

Martin (Argento), un estudiante de antropología, próximo a la entrega de su tesina final, nos relata su estadía en la casa en París del escritor y dramaturgo irlandés Samuel Beckett (Weber), trabajando como su asistente y organizador de varios de sus archivos prestos a ser enviados a prestigiosas universidades. Inundado por la ternura, lleno de admiración hacia su jefe interino, munido de presteza al trabajo y de espíritu colaborativo, deja su impronta durante la tarea y logra cautivar al mismísimo Beckett. Ambos consolidan una calurosa amistad, entablan debates, comparten opiniones y conocimientos. De la mano de un pequeño calendario de pared, Martin va a ir narrando el suceder de los acontecimientos. El humor también se hará presente: la vida del artista, por ejemplo, pasa a concebirse como “una construcción social imaginaria”, mientras el escritor inventa algunos documentos en el momento y los distribuye entre las tres maletas de viaje. Tal crítica a la labor determinista y unilateral de los académicos e investigadores, resulta ser una de las joyas que proporciona el espectáculo.

La diversidad de invitaciones a la reflexión resultan de lo más provechosas. Una de ellas refleja el debate clásico de fines de s.XIX, dentro del ámbito de la literatura y la poesía y de las artes visuales en general, entre la tradición de la modernidad y la vanguardia emergente acerca de la función social del arte y de su pertinencia crítica dentro del ámbito político y social. Un brillante Beckett parece tomar posición al respecto y mientras que en una gloriosa escena propugna enfáticamente que “el arte es arte….y no es política” remitiendo a la consigna del legendario movimiento de l´art pour l´art; en otro emblemático pasaje aboga por la importancia de las biografías de cada espectador/consumidor de la obra de arte en detrimento de las biografías de los autores. Si bien no observamos una contraposición clara entre dos puntos de vista diametralmente opuestos; Beckett a veces sí parece simpatizar con la postura a favor de la politización del arte al modo vanguardista, y en otras ocasiones, defiende la primacía de la función artística del objeto de arte. Sin embargo, dentro de este contexto, no podemos olvidarnos de la intención pujante del escritor por concretar el estreno de su magna obra, Esperando a Godot, encarnada en la piel de presidiarios, dentro del presidio mismo, en un gesto de intento de eliminación de la barrera que separa el teatro culto del teatro popular.

Esta obra también busca reivindicar al arte como llamado a la acción, a la transformación de la propia realidad. Al fin y al cabo, nuestros protagonistas concluyen que el arte se planta como un crimen contra ésta última, pues transforma permanentemente nuestra percepción sobre la forma y los colores, en suma, sobre lo que nos rodea y todo aquello que hemos de llamar “mundo”. Podemos concluir, en definitiva, que Beckett y el mundo de las abejas nos ofrece un sinfín de disparadores para alguien que pretenda hacerse cargo de una buena reseña. Y no solo a ellos. Cada actor, con su enorme laboriosidad en la confección rigurosa de sus personajes, y el director, con su meticulosa y detallista dedicación en la adaptación de un texto literario y en la creación de una nueva y sorprendente obra viviente; indudablemente logran cautivar a todo tipo de público: desde aquel instruido en cuestiones especificas pertenecientes al mundo del arte hasta el más etéreo y despreocupado, que busca liberarse de la rutina diaria y disfrutar de un grato momento. Simplemente maravillosa.

 

Teatro La Comedia. Rodriguez Peña 1062, CABA. Sábados 19hs.

Entrada $250.- / Tel. / Informes: 4815-5665

Dramaturgia: Rubén Pires, inspirada en la premiada novela de Martín Page La Apicultura según Samuel Beckett.

Intérpretes: Carlos Weber y Carlo Argento.

Música: Federico Mizrahi.

Vestuario: Mecha Uría.

Escenografía: Sabrina López.

Diseño Gráfico: Nah Lamoglia.

Asistente de Escenografía: Mariana De Sancho.

Diseño de Luces: Rubén Pires.

Prensa: Silvina Pizarro.

Asistente de Dirección: Lily Andrade.

Dirección General: Rubén Pires.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 11 agosto, 2016 por en teatro.
A %d blogueros les gusta esto: