SPECTAVI, reseñas críticas -teatro,literatura,plástica,cine-

Julieta Mariel Messer Contacto: julieta.messer@hotmail.com

Bailá, vení, volá

5774fd176e3b7

Por Jesica Guarrina

La premiada pareja de tango escenario, Hugo Mastrolorenzo y Agustina Vignau, nos deleita en este espectáculo concebido para sorprender. Combinación y entrecruzamiento de varios lenguajes, la obra se compone de seis bailes, cinco coreografías y una improvisación; danza tango al estilo moderno al son de temas clásicos en versiones de figuras como Goyeneche, intercalada con cortos audiovisuales proyectados en el gran telón de fondo. De ninguna manera hablamos de segmentos inconexos sino que, por el contrario, ninguno de ellos cobraría sentido total sino fuera por la temática que los recorre. El hilo conductor emerge como una historia de amor entre un hombre embravecido y desesperado por la partida de su mujer. Nuestro personaje, encarnado en la piel de Hugo Daniel Gomez, monologa, imagina situaciones y diálogos con la ausente señora, recita frases esperanzadoras y a la vez, melancólicas. Se ve envuelto en sensaciones de regocijo y pesadumbre. Todo en torno a él, parece girar y ponderarse en extremos. La confesión “cuando te fuiste de aqui, supe lo que era amar y enloquecer” resulta de lo más esclarecedora y puede guiarnos a lo largo de esta fantástica travesía.

Los números de Mastrolorenzo y Vignau, verdaderas obras de arte en sí mismas, independientemente de su contribución dentro de una totalidad teatral ya destacada; toman ciertos objetos previamente mostrados en las pequeñas piezas cinematográficas y los incorporan a las coreografías: ya sean rosas de tela desprendidas del sugerente vestido o extensas cuerdas, lejos de constituirse como objetos desprendidos o anexados sin criterio alguno a la danza, se transforman en elementos significativos dentro de la pieza por los cuales, la pareja logra interactuar de una manera única. Si el vocablo “emoción” cuyo acepción derivada del latín emotio alude al “movimiento”, resultaría casi inimaginable no conmocionarse, no experimentar una alteración en nuestro ánimo, por más mínima que ésta sea, mientras asistimos a la vinculación artística entre ambos. Dudo que dichas emociones suscitadas por el espectador no sean intensas y profundas. Da para percibir la larga trayectoria de trabajo conjunto con la que cuenta esta pareja. La química, la magia, el hechizo que los envuelve es impresionante y brota dentro y fuera del escenario. Solo un conocimiento acabado y una confianza mutua permite la elaboración de trabajos como éstos. El espectáculo simplemente es maravilloso. Tanto los amantes del tango como aquellos que posean poca experiencia lidiando con este tipo de espectáculos musicales y de danza, indudablemente valorarán semejante labor. Sencillamente vale la pena disfrutarlo.

Por su parte, los interludios cinematográficos nos otorgan letra y contenido a esta historia contada por medio de la danza. Lo que el tango y la milonga deja sin explicitación exacta, se completa con la labor interpretativa de Gomez, quien sabe darnos un marco narrativo a la escena viva. Planos concebidos dentro de una paleta restringida pero de colores profundos: el rojo pasión, la pureza del blanco, los grises desaturados pero intermediarios, la solidez del negro. El vestuario de los tangueros también respeta tal triada de rojo, blanco y negro. Atuendos, objetos escogidos y cinematografía pasan a concebirse como un conjunto unificado ahora no solo a partir de la narración, sino también a partir del color: forma y contenido se entretejen y enriquecen el espectáculo. Los clásicos como Balada para un loco de Piazzola, tema del que se extrae el nombre de Bailá, vení, volá, dejan de verse sencillamente como tales y adquieren una significación otra. No constituyen una mera relectura: funcionan como el sustrato material, fundamento de una nueva obra de arte naciente que se apoya en el cruce de una multiplicidad de lenguajes.

 

El galpon de Guevara. Guevara 326, CABA.

Jueves 21 hs.( 21 y 28 de Julio.  4, 11 y 18 de Agosto)

Entradas $200.-

Tel  4554.9877 info@elgalpondeguevara.com

Reservas http://www.alternativateatral.com/obra41857-baila-veni-vola

Ficha técnica:

Intérpretes: Hugo Mastrolorenzo- Agustina Vignau- Hugo Daniel Gomez.

Realización audiovisual: Javier Alitto.

Vestuario: Gloria Bermudez /Miguel Mancera

Edición musical: Osky Wavemaster

Asistente: Debora Mastrolorenzo

Locación corto: “Lo Rafael”

Prensa: Laura Castillo

Producción general: Hugo Mastrolorenzo y Agustina Vignau.

Coreografía y dirección: Hugo Mastrolorenzo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 2 agosto, 2016 por en teatro.
A %d blogueros les gusta esto: