SPECTAVI, reseñas críticas -teatro,literatura,plástica,cine-

Julieta Mariel Messer Contacto: julieta.messer@hotmail.com

Nada del amor me produce envidia

frente postal

Por Luciano Alonso 

Nada del amor me produce envidia parte de lo subjetivo para volverse universal. Descubre el universo íntimo de una costurera, cuya fama hace eco en el circuito de la alta sociedad. Entre encargos de rutina y trajes de boda, un día irrumpe lo excepcional, modificándolo todo. La costurera, tal como ella misma lo confirma, está acostumbrada a acatar órdenes, nunca a darlas. Es una persona funcional, obediente. Hasta que violentar esa lógica se vuelve una afirmación o confirmación de su individualidad. En ese universo personal, que parecía pequeño, subjetivo, la historia adquiere las dimensiones de una épica moderna y cómo tomar una decisión se vuelve tan difícil y fundamental.

No obstante, la ambición de la obra es discreta. Tal como la puesta en escena. Priman el minimalismo y el fuera de campo. Hay mucho sobreentendido y ese sobreentendido es tanto histórico como simbólico. El primero, conjurado en dos grandes personajes que no se ven, pero cuya presencia es constante: Libertad Lamarque y Eva Duarte. El segundo, estaría dado en el poder de las decisiones, el libre albedrío, la sombra que producen los gigantes.

Hay una razón por la cual las figuras de Libertad Lamarque y Eva Duarte operan como nexo. Una razón que no es arbitraria: son ellas porque la disputa entre ambos personajes pertenece a lo verídico y una anécdota construida alrededor de esa disputa (aunque sea una anécdota menor), tiene asidero histórico. De todas maneras, la historia de la costurera (innegablemente atractiva) funcionaría perfectamente si los personajes en cuestión hubiesen sido otros. Si en lugar de Libertad Lamarque y Eva Duarte, tuviésemos a Mirtha Legrand y Susana Giménez, la obra funcionaría exactamente igual. Lo que, en mi opinión, tomo como una falla argumental. Es decir, pienso que si no hay una razón sustancial que justifique la elección de personajes históricos para el desarrollo de la trama, entonces lo mejor es prescindir de los personajes históricos. Opiniones aparte, el trabajo actoral de María Merlino es impecable, austero, preciso, intachable.

Me animaría a sugerir que la posibilidad de que alguien vaya a verla y salga desencantado, roza la nulidad absoluta. Las observaciones desfavorables que acaso puedan hacerse pertenecen al universo de lo intelectual, jamás al universo de lo emocional. Luego, Nada del amor me produce envidia,  funciona. La historia de esa costurera, esa historia íntima, secreta, se vuelve una confesión envolvente, que la actuación de María Merlino sabe llevar adelante, con gran acierto.

Ficha Técnica:

Texto:

Santiago Loza

Actúan:

María Merlino

Vestuario:

Valentina Bari

Escenografía:

Flor De Un Día

Iluminación:

Fernanda Balcells

Realización de vestuario:

Carmen Montecalvo

Vestidores:

Guido Lapadula

Diseño gráfico:

Florencia Bauza, Malena Castañon

Asistencia de escenario:

Ezequiel Baquero, Juan Riobo, Sonia Riobo

Asistencia de vestuario:

Liliana Piekar

Asistencia general:

Julián Gómez

Asistente de producción:

Julián Gómez

Prensa:

Duche&Zarate, Walter Duche, Alejandro Zarate

Producción:

Flor De Un Día

Colaboración musical:

Jape Ntaca

Director musical:

Sandra Baylac

Dirección:

Diego Lerman

Domingos 17 hs. Timbre 4 (México 3554, tel. 4932-4395)

Reservas y ventas anticipadas por: http://www.alternativateatral.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 17 abril, 2016 por en teatro y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: