SPECTAVI, reseñas críticas -teatro,literatura,plástica,cine-

Julieta Mariel Messer Contacto: julieta.messer@hotmail.com

La vida probable

IMG_5283

Por Jesica Guarrina.

En La vida probable existe una necesidad imperiosa de que se alcance cierto nivel de excelencia actoral. De lo contrario, no se podrían apreciar los detalles de la dramaturgia, los giros linguisticos, los chascarrillos, los cambios y evoluciones en las voces de los diferentes personajes…en suma, las ideas rectoras, pero subliminales, de la obra. Tal es así, que cada uno de ellos se constituye como cuerpo, voz y movimiento en escena. Se diferencian unos de otros y, simultáneamente, conforman una unidad expresiva al servicio dramático de la obra. Notamos una comunidad de amigos, una homogeneidad y, a la vez, ciertas especificidades correspondientes a cada personaje/actor. Repito: el logro en el trabajo actoral, pieza clave en el despliegue exitoso del espectáculo, se percibe de manera contundente. En algún punto, en ciertas ocasiones, no sabemos si estamos lidiando con personajes ficticios, salidos de la cabeza de un buen dramaturgo, o con personas reales: cada uno de los cinco miembros de este grupo de amigos, próximo a emprender su viaje de retorno a sus casas luego de una cena íntima, asume su nombre real. Ello lleva a preguntarnos si los rasgos de personalidad, características y demás atributos de individualidad también pertenecen o no al espacio ficcional.

En contraposición a esta particularidad mencionada, la obra se construye a partir de una suerte de concatenación de relatos que nuestros personajes van narrando y entretejiendo argumentalmente – ya sean éstos provenientes de noticias y crónicas pertenecientes al ámbito periodistico, de anécdotas y experiencias de vida variadas o de sucesos específicos de la vida cotidiana- y que revisten como principal objetivo, tal parece, la evasión de la propia realidad personal. Resulta como si se estableciera cierto juego entre conjuntos dramático-conceptuales dicotómicos: por un lado, nos centramos en una situación de “charla de amigos íntima”, descontracturada, en la que prima la confianza y los lazos fraternales; por el otro lado, en ningún momento de la obra, se habla de uno mismo ni de la propia realidad circundante. Solo en breves intervalos de complicidad con el espectador, César, Luciana, Federico, Diego y María, apoyados en algunos datos biográficos, van presentando a sus compañeros.

Extraña paradoja ésta, que parece manifestar o reflejar un aspecto fundamental de esta nueva era social/virtual por la que atraviesa la humanidad. Nuestros amigos logran “abrirse”, mostrar sus temores, contarse sus “secretos”, relajarse y experimentar estallidos emocionales. Sin embargo, se habla del afuera, del Otro desconocido, del Otro impersonal.

Haciendo uso del desnudo, del acto cotidiano del desvestirse, como metáfora del anhelo de liberación; cada uno de nuestros personajes busca salirse, de algún modo, del grupo opresor, de la mirada ajena y, por ello, juzgadora. El “que cada uno haga la suya”, estandarte promulgado por Diego en una escena clave del espectáculo, parece erigirse como una urgencia social actual. A la vez que nos sentimos con derechos de ejercer dominación y de emitir opinión acerca de los actos de un Otro; también vivimos y revivimos ese sentimiento tan conocido de individualidad separatista. Los viejos lazos de comunidad familiar, fraternal y de amistad parecen disolverse. Y dicha disolución se expresa en parlamentos como ese. En pocas palabras, parece que esta obra nos remonta a esos antiguos debates del campo de la filosofía y, más tarde de la sociología, de S.XIX; esos debates por la lucha de la diferenciación conceptual entre “comunidad”, arcaica, aldeana, pueblerina, –humana…..¿o de hormigas?- y “sociedad” moderna, atomizada, anómica e hipócrita.

 

Espacio Callejón. Humahuaca 3759, CABA. TE 4 862 1167.

http://lavidaprobableteatro.blogspot.com.ar/

Funciones Martes 21hs.

 

FICHA TÉCNICA

Dramaturgia y dirección: Pablo Caramelo

Actúan: Diego López Domínguez, Federico Iglesias, César Riveros, Luciana Serio, María Viau

Imagen, diseño y realización: Biby Aflalo

Diseño de Iluminación: Claudio Del Bianco

Diseño Sonoro: Joaquín Daglio

Asistencia de Preparación corporal Marisa Villar.

Tema de inicio: PRIMERA RONDA, CUCO dúo: Gustavo Trillini, Alexis Perepelycia‎

Asistencia de Dirección e Imagen: Blacky Di Desidero

Fotos: Tomás Serio/ Agustina Sentana

Prensa: Laura Brangeri, LBB Prensa

Agradecimientos: Familia Serio-Chiurco, Javier Daulte, Irina Alonso, Cecilia Podestá, Alejandra Flores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 8 abril, 2016 por en teatro.
A %d blogueros les gusta esto: