SPECTAVI, reseñas críticas -teatro,literatura,plástica,cine-

Julieta Mariel Messer Contacto: julieta.messer@hotmail.com

Esa vieja musica

esa-vieja-bbPor Julieta Messer*

El realismo social en el teatro argentino es una corriente que en los años cincuenta y sesenta ha tenido por representantes a figuras de la talla de Ricardo Halac, Roberto Cossa o Germán Rozenmacher proponiendo una mirada comprometida con la realidad y reflejando las injusticias sociales. Pregonando una actitud de denuncia, el teatro realista posee un lenguaje cotidiano en donde sus personajes se expresan naturalmente insertos en una sociedad reconstruida arqueológicamente tal como la vida misma.

En este sentido Elba Degrossi quien escribe y dirige “Esa vieja música” que puede verse todos los viernes por la noche en “Korinthio Teatro” supo enfatizar en la cotidianeidad de dos maestras jubiladas en plena crisis de 2001 cuando el gobierno presidencial de Fernando De la Rúa estaba en llamas y las calles de Buenos Aires ardían con saqueos a supermercados, violencia y desolación por doquier.

La pequeña historia que cuenta “Esa vieja música” es la de Teresita y Lucrecia, dos hermanas que viven juntas compartiendo recuerdos y anhelando un pasado que siempre fue mejor. Ellas tendrán que adaptarse a los efectos de la crisis mediante toda una serie de recursos para ahorrar en la cotidianidad diaria. Luego de ir al banco varias veces sin resultados, Lucrecia (Judith Buchalter) comienza a trazar un plan de austeridad en la casa que comparte con Teresita (Silvia Franc) y allí entre facturas de gas y de luz, los recortes presupuestarios se extreman en una escena entre graciosa y trágica. El gesto último de Lucrecia se constituye cuando quiere vender los tan apreciados vinilos de su hermana. Esta acción desatará la tragedia. No habrá retorno a partir de allí.

Con actuaciones muy sólidas, un vestuario riguroso que apela a sumergirnos en lo real y una escenografía intimista, “Esa vieja música” delinea dos personajes queribles que intentan hacer lo imposible para sobrevivir en un contexto hostil como lo fue la “Crisis del 2001”. Su zona de oportunidad es trabajar un increscendo en las situaciones dramáticas, ya que el final resulta algo abrupto y pierde verosimiltud por su velocidad de desenlace. Sin embargo y a pesar de estos detalles, la obra logra emocionar gracias a las logradas interpretaciones de las actrices y una cuidada dirección que hacen de “Esa vieja música” un buen plan teatral en dónde las actrices conviven con vinilos, televisores antiguos y realizaciones multimedia que completan la propuesta.

*Julieta Messer
Licenciatura en Artes

Elenco: Judith Buchalter  y  Silvia Franc
Escenografía- Vestuario-Maquillaje: Pablo Graziano
Realización  Video: Javier Vasser
Musicalización: Elba Degrossi
Diseño programa: Laura Tolchinsky
Música grabada en Estudio Matuka
Prensa y Difusión: Simkin-Franco
Asistente de Dirección: Guillermo Coronel
Coreografía: Leo Murray
Dramaturgia y Dirección: Elba Degrossi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 26 marzo, 2016 por en teatro y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: