SPECTAVI, reseñas críticas -teatro,literatura,plástica,cine-

Julieta Mariel Messer Contacto: julieta.messer@hotmail.com

Te fuiste sin avisarme

000131997

Por Jésica Guarrina

Con ayuda de simples detalles escenográficos –ropas colgadas en el fondo, una pequeña mesa, unas estatuas de santos protectores del trabajo, una calavera al estilo shakesperiano etc- quedamos adentrados instantáneamente en la Compañía teatral del gran autor, actor y director Pietro Paolini (Peluffo). Pasamos a formar parte de ella, tanto como simples espectadores del mundo real y tanto como público inserto dentro de la situación de representación, dentro de ese mundo ficticio que Paolini parece construir junto a su mujer – también real y ficticia- Rosa (Ayanz Peluffo). Te fuiste sin avisarme se aventura en este sentido hacia una reflexión sobre la metateatralidad, el teatro dentro del teatro: nuestros personajes pierden noción de su soledad y dirigen casi repentinamente sus miradas a nosotros espectador reales; nos invitan a ser partícipes de la escena, a aplaudirlos, a reírnos, a conversar con ellos, a transmitirles nuestros nombres, hasta cruzar la barrera del espacio ficticio y – ¿por qué no?- participar activamente de la representación. Tal frontera, asimismo, parece no existir realmente. El espacio escénico trasciende el escenario y la platea y se extiende a toda la sala, a las escaleras y hasta la recepción del teatro, haciéndonos olvidar del acto cotidiano de la compra de una entrada para asistir y contemplar –pasivamente en parte- una pieza teatral. Así, nuestros actores realizan un bello juego de soltura entre ese doble status que les pertenece: de un lado, esa presencia escénica en tanto materialidad física que forma parte de un mundo espacio-temporal real; del otro lado, presencia en tanto personaje imaginario, creado y construido para los fines de la convención ficcional. ¡Guau! ¡Parece demasiado! Pero la realidad es que el espectáculo acontece de manera relajada y distendida. Pietro y Rosa nos van llevando, nos van conduciendo a esa eterna duda, constante planteo entro lo verdaderamente existente y lo que no, entre lo representado y lo que no lo es, entre el mundo de lo real y el mundo de la ficción y la fantasía. ¡¿Cuántas veces no hemos experimentado ese dilema también en nuestra vida real!? Es que ese interrogante resulta ser un punto de reflexión e inflexión no solo en el ámbito teatral….

Te fuiste sin avisarme es una obra para valientes. Se necesita voluntad, energía y ganas de abandonar nuestra pequeña pereza mental instalada en lo superfluo de la “rutinización” cotidiana para adentrarnos en esa situación límite: la situación de llegar a preguntarnos por la verdad de sentido del mundo en el que nos insertamos como individuos y a la vez, como individuos en constante y perpetua situación de relaciones sociales instaladas y no por ello, menos cambiantes. El teatro – y esta obra nos lo muestra y nos lo recuerda reiteradamente- es ese micro-mundo, es ese recorte de nuestra basta realidad personal y colectiva, pero que no deja de continuar estando dentro de ella, que no nos aleja de ella, no nos separa, sino que nos destaca crudamente esa dualidad. Qué es lo real en

nuestras vidas. Qué es lo inventado. Cuáles son las verdades de cada uno de nosotros como seres humanos insertos en un sistema fundamentado las relaciones materiales de producción específicas.

Claro que no todo es trágico en este pieza –si bien que Pietro se empeñe en llevar a cabo la mejor y nunca antes vista versión de Otelo a su compañía. Rosa por su parte prefiere canalizar su capacidad actoral en géneros casi telenovelescos, esos de mucamas pobres y patrones ricachones que se enamoran y deciden huir de una estructura familiar hostil…El punto es que, pivoteando entre estas dos maneras de concebir el teatro, el humor no falta y no falla…y hasta se constituye como un excelente instrumento para el abordaje de nuestros cuestionamientos ya mencionados. Aparentemente triviales, pero nunca carentes de la seriedad con la que son susceptibles de ser pensados.

 

Ficha técnica

Teatro El Damero.Dean Funes 506, CABA; Sábados 21:00 hs.

Actúan: Osvaldo Peluffo y Veronika Ayanz Peluffo.

Dirección: Gina Piccirilli.

Asistente de dirección: Carolina Dupuy.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 23 febrero, 2016 por en Sin categoría.
A %d blogueros les gusta esto: