SPECTAVI, reseñas críticas -teatro,literatura,plástica,cine-

Julieta Mariel Messer Contacto: julieta.messer@hotmail.com

Manos libres

000116943

Por Julieta Messer*

“Cuando se quiere huir del mundo tal y como es, uno puede ser músico, puede ser filósofo, puede ser matemático. Pero ¿cómo huir de él siendo sociólogo? Para lograr ver y hablar del mundo tal cual es, hay que aceptar estar siempre en lo complicado, lo confuso, lo impuro, lo vago, etc., e ir así contra la idea común del rigor intelectual”
Pierre Bourdieu, El oficio del sociólogo

Una estudiante de clase alta le pide ayuda a los empleados de un supermercado de barrio para rendir su último examen final de la carrera de sociología. El plan es simple: utilizarán la modalidad manos libres de un teléfono celular para dictarle las respuestas el día de la evaluación final a cambio de un monto importante de dinero. “Manos libres” es una tragicomedia escrita y dirigida brillantemente por Alejandro Lifschitz que indaga en la diferencia de clases y la militancia universitaria de modo punzante y con altas dosis de humor: en la agitada vida de un supermercado los empleados aprenderán los conceptos marxistas como “Plusvalía” o “Capital” para poder colaborar con “Tati” (una graciosa Maria Tibi), la futura socióloga de Recoleta. A lo largo de la pieza los estereotipos de clase se van convirtiendo en verdaderos personajes llenos de matices, así por ejemplo “Araldo”, el guardia de seguridad del súper (un exquisito Ariel Moldes) exterioriza las virtudes de los paraguayos con las mujeres mientras vacila en continuar con el plan para ayudar a “Tati” porque la complejidad del corpus marxista lo apabulla; las chicas del súper (simpáticas y potentes Ailín Hercolini, Nataly Hundewadt y Belén Meana) protagonizan toda una serie de enamoramientos cruzados que constituyen la parte tierna de la obra mientras el humor desborda por doquier. Con la llegada de “Fernando” un fervoroso militante marxista de la facultad de Ciencias Sociales (un convincente Juan Aráoz) caracterizado como un cuasi Che Guevara en plena juventud, “Manos libres” se convertirá en una hilarante trama sumergida entre góndolas y fotocopias de apuntes universitarios. La escenografía simple, móvil y funcional revela los artilugios que las cajeras y guardia de seguridad sortean para llevar a cabo del plan de estudio trasladándonos al depósito mismo de los alimentos del súper que oficia de búnker estudiantil. La simpatía de la pieza de Lifschitz aborda temáticas que harán descostillar de risa a quiénes somos estudiantes de carreras humanísticas, ya que es imposible no sentirse identificado con este discurso militante que abunda en los pasillos o de Puán o de Marcelo T. “Manos libres” exprime al máximo las virtudes de su grupo actoral en pos de un festín teatral que interpela al espectador acerca de los discursos imperantes pero siempre en el marco de un humor agudo y auto-referencial que hace de esta obra una de las propuestas más interesantes del teatro independiente actual.  

*Julieta Messer

Licenciatura en Artes, UBA

Autoría: Alejandro Lifschitz
Actúan: Juan Aráoz, Ailín Hercolini, Nataly Hundewadt, Belén Meana, Ariel Moldes, Maria Tibi
Escenografía: Grupo Manos Libres
Diseño gráfico: Juan Aráoz
Asistencia general: BorombÓ
Asistencia de dirección: Gabriela Luraschi
Prensa: Laura Brangeri
Dirección: Alejandro Lifschitz

FANDANGO TEATRO
LUIS VIALE 108
Capital Federal – Buenos Aires – Argentina
Viernes – 23:00 hs

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 7 junio, 2015 por en teatro y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: