SPECTAVI, reseñas críticas -teatro,literatura,plástica,cine-

Julieta Mariel Messer Contacto: julieta.messer@hotmail.com

Jackelin tiene un limite

000113680

Por Julieta Messer*

Violencia es cosificar al otro, parece ser la tesis final de la filósofa parisina Simone Weil, quien nacida a principios del siglo xx, fue sin duda una de las pensadoras más singulares en el corazón de un siglo revolucionario lleno de vaivenes socio-culturales. En “Jackelin tiene un límite” (unipersonal que puede verse todos los sábados por la noche en el espacio teatral NOAVESTRUZ) dirigido hábilmente por Gerardo Cardozo y protagonizado de forma brillante por Ariana Caruso asistimos a un juego permanente entre la violencia invisible que rodea a una mujer cansada de ser una sombra y la venganza vivificante que pone en marcha. La violencia del sometimiento nos llega a través de los flashbacks de la protagonista, quien exhausta de esperar a un hombre que nunca la tiene como protagonista en su vida decide tomar una decisión drástica que desencadenará diversas reflexiones entre el humor más sarcástico y la melancolía irresoluble. Es así que “Alfredo” ,quien tuvo tres matrimonios y a Jackelin siempre como amante, no pertenece más al mundo de los vivos, sólo queda su amargo recuerdo impregnado en toda la dramaturgia de la obra a nivel simbólico. Ariana Caruso se luce interpretando a una mujer de origen paraguayo desconsolada ante la negativa del amor. La puesta en escena de “Jackelin tiene un límite” capitaliza al máximo todos sus recursos: interesantísimo trabajo con la iluminación tanto natural como artificial; vestuario minimalista acorde; inquietante música y escenografía funcional que suman a la propuesta dramática. Los diversos climas escénicos que genera Caruso revelan su sólida formación actoral, haciendo transitar a Jackelin a través de una montaña rusa de sentimientos que van desde la más terrible sed de venganza hasta la repentina piedad. Enmarcada en su particular mundo guaraní la narrativa de la obra mantiene sorpresas, nada es exactamente lineal, la dramaturgia posee giros en clave de comedia que refrescan la atención en la platea. El increscendo del conflicto va dibujando las siluetas de la pre-historia de Jackelin: así desfilan las esposas de su amante, los hijos, la hermana de la protagonista, el universo configurado para que la violencia de género se ejerza silenciosa y puntiaguda. “Jackelin tiene un límite” nos invita a transitar un trayecto teatral de lo particular a lo universal, que nos recordará algunas palabras de la ya mencionada Simone Weil: “El amor tiende a llegar cada vez más lejos. Pero tiene un límite. Cuando ese límite se sobrepasa, el amor se vuelve odio. Para evitar ese cambio, el amor debe hacerse diferente.”

*Julieta Messer

Licenciatura en Artes, UBA

Ficha técnico artística

Dramaturgia: Ariana Caruso, Sergio Lobo

Actúan: Ariana Caruso

Voz en Off: Adriana Bellot

Escenografía: Antonella Caruso

Maquillaje: Agustina Caruso

Música: Alisa Kaufman

Sonido: David Giro

Fotografía: Victor Alberto Calomeni

Prensa: Analia Cobas, Cecilia Dellatorre

Dirección: Gerardo Cardozo

NOAVESTRUZ ESPACIO DE CULTURA
Humboldt 1857 (mapa)
Capital Federal – Buenos Aires – Argentina
Teléfonos: 4777-6956
Web: http://www.noavestruz.com.ar
Entrada: $ 100,00 / $ 80,00 – Sábado – 23:59 hs – Hasta el 28/03/2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 24 marzo, 2015 por en teatro y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: